Adiós a las deducciones por compra o venta de vivienda habitual

Las personas que compraron una vivienda habitual o realizaron algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013, mantendrán su derecho a la desgravación en 2014 y años sucesivos siempre que hayan deducido por dicha vivienda 2012 o en años años posteriores. Además pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas con un límite de € 9.040. Por otra parte los que han comprado después de esta fecha ya no tienen derecho a la deducción estatal.

País Vasco y Navarra que tienen su propio IRPF pueden seguir deduciendo por la vivienda habitual, también los que compren la vivienda o inicien su construcción con posterioridad al 1 de enero de 2013.

En cuanto a los alquileres de vivienda habitual desaparece la deducción a todos aquellos contratos de alquileres firmados a partir de 2015.